La moda de la silicona

Hace ya tiempo que nos vemos envueltos de mujeres artificiales, llenas de retoques para mejorar su estética y sentirse mejor, pero, es necesario retocarse para sentirse mejor?

Se escuchan de cientos de tratamientos estéticos, aumento de senos, rinoplastias o pequeños tratamientos como la mesoterapia o el botox. Todo para parecer más jóvenes y seguir la moda. Pero no debería ser así.

Reflexionemos, lo ideal no es retocarse para sentirse bien, es saber identificar nuestras virtudes y explotarlas sin necesidad de pasar por quirófano ni necesitar retoques estéticos. Si somos conscientes de nuestros defectos quizás deberíamos también invertir algo de tiempo en descubrir nuestros puntos fuertes y dedicarnos a explotarlos. Una sonrisa o unos bonitos ojos pueden ser un arma de seducción muy superior a unos buenos senos.

Conviértete en algo más especial que el resto, apuesta por ti y disfruta de la vida sin preocupaciones, olvida el que dirán o que pensarán y ponle descaro.

Esta entrada fue publicada en Opinion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *