Cómo serán los coches en el futuro?

¿Volarán? ¿No necesitarán conductor? ¿O serán como el DeLorean y van a permitirnos viajar en el espacio-tiempo? Mucho se habla de cómo van a ser los coches en el futuro pero ¿qué hay de cierto en todo esto? En este post intentaremos esclarecer algunas de estas preguntas. Como vais a ver la cantidad de novedades es infinita por lo que creemos que el precio de los coches no va a bajar por el momento. Así, ninguno de nosotros parece que vaya a poder salvarse de pedir un préstamo por el coche o acabar recurriendo al empeño para conseguir un crédito por el coche.

No hace falta viajar al futuro para darse cuenta de que uno de los primeros cambios que van a sufrir los automóviles es el tipo de combustible que utilizarán. No es extraño ver por las calles de las principales ciudades coches híbridos o incluso totalmente eléctricos y esta es una tendencia que irá sin duda a la alza. A pesar de que aún hay algunos aspectos por mejorar como la autonomía, se espera que en los próximos años se vaya produciendo la transición desde aquellos automóviles que funcionan con combustibles fósiles a los tan ansiados coches eléctricos. Y decimos ansiados porque con estos vehículos se van a poder reducir en gran parte las emisiones contaminantes a la atmosfera producidas por causas antropológicas.

Por otro lado,  en breve los autos también incorporaran el aviso automático a los servicios de emergencia en caso de accidente, con lo que la asistencia será siempre mucho más rápida.

Otra de las novedades más esperadas es la de que los coches no requieran de un conductor para poder circular por las carreteras. En el telediario ya se empiezan a escuchar noticias del Google Car y a pesar de que el coche todavía se encuentra en fase de pruebas y se deben mejorar todavía algunos aspectos, a día de hoy no parece que se tenga que esperar demasiado antes de este tipo de autos sean lanzados al mercado. Se espera que con los años la cantidad de coches en las grandes ciudades siga aumentando con lo que los atascos de tráfico serán cada vez más frecuentes. Sin embargo, ¿os imagináis como sería poder aprovechar todo este tiempo que perdemos cada día en la carretera para leer una novela, ver nuestra serie favorita o aprender un nuevo idioma? Y otro aspecto muy importante… se reducirían considerablemente el número de accidentes de tráfico porque no dependeríamos de conductores imprudentes al volante.

Lo que si parece todavía lejano son los coches voladores… Los expertos hablan de que tendríamos que esperar alrededor de unos 30 años para poder verlo. Esperemos que a todos los amantes de los coches se les haga la espera corta…

Esta entrada fue publicada en Opinion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *