Conor McGregor, el fontanero que hace historia en las artes marciales mixtas

Todos tenemos nuestros ideales, pero la parte más complicada es hacerlos realidad. Con un poco de perseverancia y muchos esfuerzos igual se consiguen. Sobran los ejemplos de “héroes” que han salido del anonimato para seguir su sueño. Es el caso de Conor McGregor, un fontanero irlandés de 27 años, que llegó a convertirse en campeón del peso pluma de UFC, y a la vez en uno de los deportistas mejor pagados del mundo. Los ingresos de 18 millones de euros de este año le han valido el puesto 85 en la lista Forbes.

De constitución poco robusta, Conor era en su adolescencia el sujeto perfecto de burla para sus compañeros de instituto. Para poner fin al bullying, empezó a aprender a defenderse a través de las artes marciales mixtas, una actividad que además de constituir un refugio mental, le iba a marcar su carrera profesional.

Pero no todo ha sido tan fácil desde el principio. De origen humilde, el irlandés tuvo que dejar de estudiar y empezó a dedicarse a la fontanería, la profesión de su padre como fontanero sant cugat donde entre calderas y tuberías de agua se forjo un caracter trabajador.

Pero nunca ha dejado de entrenar. Debutó con 20 años contra un compatriota suyo al que ganó con facilidad. Y así, combate tras combate, y con alguna derrota en el medio, el extravagante luchador preparaba el camino a la gloria que no tardó en llegar. Con 27 años, se coronó campeón del peso pluma y …